miércoles, 11 de abril de 2018

Ya tenemos disponibles en DiDeSUR los PRODUCTOS DE LIMPIEZA PARA EL HOGAR “TALYBE” ¡ECOLÓGICOS Y DE COMERCIO JUSTO! 

La gama de productos Talybe no contiene ni espesantes, ni aromas sintéticos, ni fosfatos, ni colorantes, ni materias primas de origen animal, ni blanqueadores artificiales. 

Tanto el aceite de coco babassú, procedente de la Cooperativa de Pequeños Agricultores Agroex de Lago do Junco (Brasil), como los aceites esenciales, procedentes de la organización Phalada y Sipa en la India, cuentan con certificados biológicos. 

DELICADOS CON LA PIEL 

Los productos son dermatológicamente controlados y declarados no irritantes por el Laboratorio Chelab en la Clínica Dermatológica de la Universidad de Padua. 

NO TESTADOS SOBRE ANIMALES 

Los productos Talybe son conformes al estandard internacional "No testado sobre animales". 

BIODEGRADABLES 

Todos los productos de la línea Talybe han sido certificados con la marca Aiab-Icea. (www.icea.info). Esta certificación garantiza no solamente la biodegradabilidad del producto, sino además el origen vegetal de todas las sustancias utilizadas. El producto resulta biodegradable según los dos criterios de biodegradabilidad rápida y biodegradabilidad de larga duración. 

EFICACES 

han sido sometidos a pruebas para comprobar su eficacia en el laboratorio Lab Test de Venecia que ha certificado que su capacidad de lavado es igual o superior a la de los mejores productos presentes en el mercado

 A GRANEL
Trae tu envase y lo rellenamos con la cantidad que desees.


¿QUIÉN LOS PRODUCE?

La línea de detergentes Talybe está elaborada con tensioactivos obtenidos de la transformación del aceite de coco babassu, producido por la “Cooperativa Dos Pequenos Produtores Agroextrativistas de Lago Do Junco” en Coppalj–Maranhão. 

El valor social del proyecto se basa en su colaboración con la Asociación Assema (www.assema.org.br ), una organización del estado de Maranhão en Brasil, comprometida en la defensa de las comunidades indígenas y de una planta que es esencial para esas mismas comunidades: el coco Babaçú.

Los aceites esenciales son de comercio justo y están producidos por Sipa - Chennai - India . Sipa (Southern India Producers Association) es una organización no gubernamental sin fines de lucro que involucra a alrededor de 9,000 familias en el sur de la India, principalmente en los estados de Andra Pradesh, Karnataka, Kerala y Tamil Nadu.

Otra parte de los aceites esenciales de comercio justo y certificados ecológicos utilizados proceden de Phalada - India. Phalada asocia a 110 pequeños agricultores residentes en el estado sur-occidental de Karnataka y produce utilizando un método biológico y estándares sociales y ambientales elevados. Phalada les apoya en el proceso de conversión al biológico y se compromete a promover sus productos.


Detergente para lavadoras, lavavajillas y limpiasuelos


jueves, 8 de marzo de 2018


Manifiesto 8M


JUNTAS SOMOS MÁS. Cada 8 de Marzo celebramos la alianza entre mujeres para defender nuestros derechos conquistados. Fue la unión de muchas mujeres en el mundo, la que consiguió grandes victorias para todas nosotras y nos trajo derechos que poseemos hoy. Nos precede una larga genealogía de mujeres activistas, sufragistas y sindicalistas. Las que trajeron la Segunda República, las que lucharon en la Guerra Civil, las que combatieron al colonialismo y las que fueron parte las luchas anti-imperialistas. Sin embargo, sabemos que aún no es suficiente: queda mucho por hacer y nosotras seguimos luchando.

La sororidad es nuestra arma; es la acción multitudinaria la que nos permite seguir avanzando. La fecha del 8 de marzo es nuestra, internacional y reivindicativa. 

Hoy, 8 de Marzo, las mujeres de todo el mundo estamos convocadas a la HUELGA FEMINISTA.

Nuestra identidad es múltiple, somos diversas. Vivimos en el entorno rural y en el entorno urbano, trabajamos en el ámbito laboral y en el de los cuidados. Somos payas, gitanas, migradas y racializadas. Nuestras edades son todas y nos sabemos lesbianas, trans, bisexuales, inter, queer, hetero… Somos las que no están: somos las asesinadas, somos las presas. Somos TODAS. Juntas hoy paramos el mundo y gritamos: ¡BASTA! ante todas las violencias que nos atraviesan.

¡BASTA! de agresiones, humillaciones, marginaciones o exclusiones. Exigimos que el Pacto de Estado contra las violencias machistas –por lo demás insuficiente– se dote de recursos y medios para el desarrollo de políticas reales y efectivas que ayuden a conseguir una sociedad libre de violencias contra las mujeres y niñas. Denunciamos la represión a quienes encabezan la lucha por los derechos sociales y reproductivos.
¡BASTA! De violencias machistas, cotidianas e invisibilizadas, que vivimos las mujeres sea cual sea nuestra edad y condición. QUEREMOS poder movernos en libertad por todos los espacios y a todas horas. Señalamos y denunciamos la violencia sexual como expresión paradigmática de la apropiación patriarcal de nuestro cuerpo, que afecta de modo aún más marcado a mujeres en situación de vulnerabilidad como mujeres migradas y trabajadoras domésticas. Es urgente que nuestra reivindicación Ni una menos sea una realidad.

¡BASTA! De opresión por nuestras orientaciones e identidades sexuales! Denunciamos la LGTBIfobia social, institucional y laboral que sufrimos muchas de nosotras, como otra forma de violencia machista. Somos mujeres y somos diversas.

¡MUJERES LIBRES, EN TERRITORIOS LIBRES!

Somos las que reproducen la vida. El trabajo doméstico y de cuidados que hacemos las mujeres es imprescindible para el sostenimiento de la vida. Que mayoritariamente sea gratuito o esté devaluado es una trampa en el desarrollo del capitalismo. Hoy, con la huelga de cuidados en la familia y la sociedad, damos visibilidad a un trabajo que nadie quiere reconocer, ya sea en la casa, mal pagado o como economía sumergida. Reivindicamos que el trabajo de cuidados sea reconocido como un bien social de primer orden, y exigimos la redistribución de este tipo de tareas.

Hoy reivindicamos una sociedad libre de opresiones, de explotación y violencias machistas. Llamamos a la rebeldía y a la lucha ante la alianza entre el patriarcado y el capitalismo que nos quiere dóciles, sumisas y calladas.

No aceptamos estar sometidas a peores condiciones laborales, ni cobrar menos que los hombres por el mismo trabajo. Por eso, hoy también hacemos huelga laboral.

Huelga contra los techos de cristal y la precariedad laboral, porque los trabajos a los que logramos acceder están marcados por la temporalidad, la incertidumbre, los bajos salarios y las jornadas parciales no deseadas. Nosotras engrosamos las listas del paro. Muchos de los trabajos que realizamos no poseen garantías o no están regulados. Y cuando algunas de nosotras tenemos mejores trabajos, nos encontramos con que los puestos de mayor salario y responsabilidad están copados por hombres. La empresa privada, la pública, las instituciones y la política son reproductoras de la brecha de género.

¡BASTA! de discriminación salarial por el hecho de ser mujeres, de menosprecio y de acoso sexual en el ámbito laboral.

Denunciamos que ser mujer sea la principal causa de pobreza y que se nos castigue por nuestra diversidad. La precariedad se agrava para muchas de nosotras por tener mayor edad, ser migrada y estar racializadas, por tener diversidad funcional o una imagen alejada de la normatividad. Reivindicamos que nuestra situación laboral nos permita desarrollar un proyecto vital con dignidad y autonomía; y que el empleo se adapte a las necesidades de la vida: el embarazo o los cuidados no pueden ser objeto de despido ni de marginación laboral, ni deben menoscabar nuestras expectativas personales ni profesionales.

Exigimos también las pensiones que nos hemos ganado. No más pensiones de miseria, que nos obligan a sufrir pobreza en la vejez. Pedimos la cotitularidad de las pensiones y que el tiempo dedicado a tareas de cuidado, o que hemos desarrollado en el campo, sea reconocido en el cálculo de las pensiones al igual que el trabajo laboral y luchamos por la ratificación del convenio 189 de la OIT que regula el trabajo doméstico.

Gritamos bien fuerte contra el neoliberalismo salvaje que se impone como pensamiento único a nivel mundial y que destroza nuestro planeta y nuestras vidas. Las mujeres tenemos un papel primordial en la lucha contra del cambio climático y en la preservación de la biodiversidad . Por eso, apostamos decididamente por la soberanía alimentaria de los pueblos. Apoyamos el trabajo de muchas compañeras que ponen en riesgo su vida por defender el territorio y sus cultivos. Exigimos que la defensa de la vida se sitúe en el centro de la economía y de la política.

Exigimos ser protagonistas de nuestras vidas, de nuestra salud y de nuestros cuerpos, sin ningún tipo de presión estética. Nuestros cuerpos no son mercadería ni objeto, y por eso, también hacemos huelga de consumo. ¡Basta ya de ser utilizadas como reclamo!

Exigimos también la despatologización de nuestras vidas, nuestras emociones, nuestras circunstancias: la medicalización responde a intereses de grandes empresas, no a nuestra salud. ¡Basta de considerar nuestros procesos de vida como enfermedades!

La educación es la etapa principal en la que construimos nuestras identidades sexuales y de género y por ello las estudiantes, las maestras, la comunidad educativa y todo el movimiento feminista exigimos nuestro derecho a una educación pública, laica y feminista. Libre de valores heteropatriarcales desde los primeros tramos educativos, en los que las profesoras somos mayoría, hasta la universidad. Reivindicamos también nuestro derecho a una formación afectivo-sexual que nos enseñe en la diversidad, sin miedos, sin complejos, sin reducirnos a meros objetos y que no permita una sola agresión machista ni LGTBIfóbica en las aulas.

Exigimos un avance en la coeducación en todos los ámbitos y espacios de formación y una educación que no relegue nuestra historia a los márgenes de los libros de texto; y en la que la perspectiva de género se transversal a todas las disciplinas. ¡No somos una excepción, somos una constante que ha sido callada!

¡VIVAN LA HUELGA DE CUIDADOS, DE CONSUMO, LABORAL Y EDUCATIVA!
¡VIVA LA HUELGA FEMINISTA!

Ninguna mujer es ilegal. Decimos ¡BASTA! al racismo y la exclusión. Gritamos bien alto: ¡No a las guerras y a la fabricación de material bélico! Las guerras son producto y extensión del patriarcado y del capitalismo para el control de los territorios y de las personas. La consecuencia directa de las guerras son millares de mujeres refugiadas por todo el mundo, mujeres que estamos siendo victimizadas, olvidadas y violentadas. Exigimos la acogida de todas las personas migradas, sea por el motivo que sea. ¡Somos mujeres libres en territorios libres!

Denunciamos los recortes presupuestarios en los sectores que más afectan a las mujeres: el sistema de salud, los servicios sociales y la educación.

Denunciamos la corrupción como un factor agravante de la crisis.

Denunciamos la justicia patriarcal que no nos considera sujetas de pleno derecho.

Denunciamos la grave represión y recortes de derechos que estamos sufriendo.

Exigimos plena igualdad de derechos y condiciones de vida, y la total aceptación de nuestra diversidad.

¡NOS QUEREMOS LIBRES, NOS QUEREMOS VIVAS, FEMINISTAS, COMBATIVAS Y REBELDES!

Hoy, la huelga feminista no se acaba:

¡SEGUIREMOS HASTA CONSEGUIR EL MUNDO QUE QUEREMOS!



miércoles, 10 de enero de 2018

lunes, 18 de diciembre de 2017

martes, 5 de diciembre de 2017


Hoy, Día Internacional del Voluntariado, se ha presentado la Guía de Voluntariado de Azuqueca de Henares, donde podréis encontrar todas las organizaciones del municipio que cuentan con proyectos de voluntariado.

Puedes consultarla en GUÍA VOLUNTARIADO AZUQUECA



martes, 24 de octubre de 2017


Hasta el 3 de noviembre puedes visitar en la Casa de la Cultura, la expo "Haz ciudad, asóciate", donde las asociaciones de Azuqueca exponemos nuestro trabajo.




viernes, 13 de octubre de 2017

MUÉVETE CONTRA LA DESIGUALDAD OBSCENA




Con motivo del Día Internacional de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, las personas, movimientos y organizaciones que impulsamos Pobreza Cero hacemos un llamamiento a la sociedad para que se movilice hasta lograr medidas concretas y efectivas contra la pobreza y la desigualdad.

La pobreza y, especialmente, las desigualdades son cada vez más extremas, intensas y crónicas. Es urgente atacar las causas y cambiar las políticas económicas y sociales que genera riqueza para el 1% y un empobrecimiento generalizado para el resto de la población, tanto dentro como fuera del Estado español. También cambiar un sistema que fomenta la guerra para el control geoestratégico de los recursos, destruye la naturaleza, ocasiona hambrunas e incrementa las desigualdades sociales.

Sabemos cuáles son los problemas y conocemos muchas de sus causas estructurales; también sabemos que existen soluciones reales y factibles. Queremos soluciones basadas en derechos. Exigimos políticas cuyo centro sea la justicia social y medioambiental. En concreto,

Compromisos para no dejar a nadie atrás
Aumento del presupuesto para políticas públicas sociales de inclusión y protección. (incluyendo inversiones en Educación y en medidas eficaces para la protección de la infancia; inversiones en Sanidad y la anulación del Real Decreto 16/2012 para restaurar la sanidad universal; políticas para la Igualdad de Género y los planes contra la violencia de género; medidas de protección del desempleo y la inserción socio-laboral; Renta Mínima de Inserción para cumplir con la Ley de Prestación de Ingresos Mínimos; cumplir la Ley de Dependencia y pagar las ayudas que se recogen en la misma).

Aumento de los fondos destinados a la solidaridad global
Cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria desligadas de intereses comerciales, de seguridad y de control de fronteras.

Medidas para garantizar la redistribución
Justicia Fiscal a través de políticas tributarias justas, progresivas y suficientes, que sostengan las políticas sociales (aprobar una ley contra el fraude y los paraísos fiscales, Impuesto a las transacciones financieras).


Firma contra la Desigualdad Obscena

La reducción de la desigualdad exige un cambio transformador. Es preciso redoblar los esfuerzos para erradicar la pobreza extrema y el hambre, e invertir más en salud, educación, protección social y trabajo decente, especialmente en favor de los jóvenes, los migrantes y otras comunidades vulnerables. La redistribución de la riqueza es clave para atajar las dimensiones estructurales y sociales de la pobreza y de la exclusión: tiene un papel determinante en el ajuste de los niveles de desigualdad en una sociedad pues provee los recursos para financiar servicios esenciales y la protección social.
La política fiscal, herramienta clave para reducir la desigualdad. La lucha contra los paraísos fiscales, la fuga de capitales y la transparencia en las cuentas nacionales e internacionales públicas y privadas es esencial para conseguir que la riqueza sea redistribuida para garantizar el respeto, la protección y el complimiento de los Derechos Humanos para todas las personas.

Este año, queremos incidir sobre los Presupuestos Generales y conseguir que se destinen los recursos necesarios para la erradicación de la pobreza y de la desigualdad. Para ello, estamos organizando una recogida masiva de firmas – online y a pie de calle – pidiendo a las autoridades (locales, autonómicas, estatales) que asuman dentro de sus competencias la responsabilidad de poner en marcha acciones destinadas a reducir las desigualdades obscenas.



¡ Súmate a la recogida de firmas ! Pásate por DiDeSUR o firma aquí